¡BIENVENIDOS! ¡BIENVENUE! ¡Benvenuto! ¡Welcome! ¡Willkommen! ¡Shalom!

¡BEM-VINDO! ¡BENVINGUT! ¡VÄLKOMMEN! ¡MARHABA!

viernes, 19 de enero de 2007

LA CONCIENCIA


DIJO THOMAS JEFFERSON QUE EL SENTIDO MORAL O CONCIENCIA, FORMA PARTE DEL HOMBRE LO MISMO QUE SUS BRAZOS O SUS PIERNAS. TODOS LOS SERES HUMANOS LA TIENEN EN GRADO MAYOR O MENOR, COMO TIENEN EN MAYOR O MENOR GRADO LA FUERZA DE SUS MIEMBROS.
AUNQUE CONVIENE PROFUNDIZAR AÚN MÁS, PUES REZA ANTIGUA ENSEÑANZA QUE LA CONCIENCIA ES LA MORADA DE DIOS Y CHÍSPA DE FUEGO CELESTIAL (GEORGE WASHINGTON); DE MODO TAL QUE, DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA FILOSOFÍA MORAL, PODEMOS ASEVERAR QUE NO HAY TESTIGO TAN TERRIBLE, NI ACUSADOR TAN POTENTE, COMO LA CONCIENCIA QUE MORA EN EL SENO DE CADA HOMBRE (POLIBIO) Y, POR LO MISMO, DEBEMOS ESFORZARNOS POR MANTENERLA VIVA EN NUESTRO PECHO.
DICHO DE OTRO MODO (Y QUE ACASO PARA ALGUNOS NO LES RESULTE AJENO) : LA CONCIENCIA ES EL GUÍA QUE BUSCA LA HUMANIDAD Y NO DEBEMOS VACILAR EN SEGUIRLE, LA FACULTAD INNATA REGULADORA DE LAS IDEAS Y SENTIMIENTOS DEL HOMBRE.
LA CONCIENCIA ES EL SENDERO DEL CONOCIMIENTO DE NOSOTROS MISMOS, MEDIANTE LA ABSTRACCIÓN, LO QUE NOS PERMITE DISTINGUIR LOS EFECTOS DE LAS CAUSAS, SEPARAR EL BIEN DEL MAL, LO CIERTO DE LO FALSO, Y LO JUSTO DE LO INJUSTO.
ES EL MAESTRO SECRETO. EL VÍNCULO QUE UNE AL CREADOR CON LA CREATURA, EL CENSOR PERENNE EN NUESTROS ACTOS, QUIEN NOS GUÍA EN EL PELIGROSO CAMINO DE LA VIDA Y NOS CASTIGA SIN PIEDAD, DESTROZÁNDONOS EL CORAZÓN CON EL REMORDIMIENTO, SI DESATENDEMOS SUS DICTADOS.

2 comentarios:

Humberto Pastrana dijo...

Es cierto que la conciencia se ubica en su primer acepción como un "Testigo terrible y acusador potente" Sin embargo la conciencia o ese sentido moral, es también el proveedor de una satisfacción enorme cuando se ha obrado de manera correcta, sobra decir la inmensa alegría y satisfaccción que se puede sentir en nuestros corazones en cada acto que llevamos a cabo apegados a los principios universales de; moral, justicia y bondad.

Me parece que por causa natural es mas fácil actuar de acuerdo a lo que nos dicte nuestra conciencia que intentar "remar contra corriente" aunque el actuar de acuerdo a lo que nos dicte la conciencia sea mal visto en esta sociedad consumista y materialista y no es raro que aquel que actua de acuerdo a su conciencia, sea tachado de ingenuo, tonto e inclusive de idealista. Es aqui donde verdaderamente podemos ver la templanza de aquellos que aunque oigan críticas y sean tachados de lo peor, siguen los pasos dictados por su conciencia en busca de la gran reconciliación que sucede cuando el hombre entra en armonia con todo el universo.

Vayamos pues en busca de la Gran Satisfacción de haber actuado bien en esta vida y en concordancia con nuestra conciencia o divinidad interna.

Marco dijo...

Gracias mi estimado Humberto por tus comentarios, mismos que vienen a fortalecer los principios que postula este artículo. Cierto es que "aún contra corriente" debemos llevar a cabo lo que nuestras convicciones nos dicten, máxime cuando éstas adolecen de mezquindades, hipocresía e individualismos. Todo por el bien de la comunidad, del género humano, de nuestros semejantes, de nuestros hermanos. Porque, no olvidemos que más cierto es todavía que debemos de "Tener fe en nuestros ideales y esperanza en realizarlos por amor a la humanidad"